Ustedes son mis amigos... dice Jesús

Evangelio de San Juan 15,12-17   El mandamiento del amor
amigos de jesusEste es mi mandamiento: Ámense los unos a los otros, como yo los he amado.     
No hay amor más grande que dar la vida por los amigos.
Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando.
Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre.
No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes, y los destiné para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero.
Así todo lo que pidan al Padre en mi Nombre, él se lo concederá.
Lo que yo les mando es que se amen los unos a los otros.

amigos de jesusJesús nos ha elegido para ser sus amigos por el amor que  nos tiene. Nos invita a compartir su vida desde la experiencia de la amistad, no del  miedo y la dominación.

Jesús nos llama amigos porque nos ha abierto su corazón.

La experiencia de amistad con Jesús se basa en que Él, nos amó primero.
Es decir desde el origen es una experiencia fundada, marcada para siempre por el amor,  por lo tanto no puede fracasar y está  llamada a hacerse invencible.
Efectivamente por el amor con que nosotros respondemos, crecemos y somos llamados amigos.

Jesús   nos llama amigos porque no se ha guardado nada, todo lo ha dado, todo lo ha dicho.

Si en verdad aceptamos esta elección, amando como Jesús nos ama, sin guardarnos absolutamente nada, seremos grandes. 

Y, nuestro amigo Jesús, nos escribió una carta…

amigos de jesusComo bien sabes, amigo mío, yo pedí muy pocas cosas en mi vida.

No me interesaban las cosas. Me interesan las personas.
Me interesa, sobre todo, la amistad.
No me canso de pedir amigos: amigos que me sigan, que se unan a mi causa, que estén conmigo, que continúen mi tarea.

No te voy a pedir ayuda material, aunque también la necesito para mis pobres.
Tampoco te voy a pedir que dejes a tu familia y tus estudios, aunque a alguno se lo seguiré pidiendo.
Mi petición va dirigida a todos y está al alcance de todos.

A vos, mi amigo, te digo:
Tengo unas ganas tremendas de seguir "haciendo el bien"… ¡Hay tanta gente triste y necesitada!

Viéndolos vivir como viven… unas veces me dan ganas de llorar y otras de recoger el látigo.

Amigo: lo que te pido, es que me prestes

Si me los prestas, no hace falta que te desprendas de ellos. Amigo, hacé con tu corazón, tu rostro, tu lengua, tus labios, tus pies, tus manos…  lo que estoy deseando hacer yo.
Sonríe, aunque no tengas ganas de hacerlo, pero sabiendo que yo lo quiero.
Compartí, aunque te cueste, pero pensá que yo lo haría.

Amigo es el que se dilata en el otro.
amigos de jesusTe llamo porque deseo extenderme en vos y que vos te desarrolles en Mí. Tú y yo seremos, te lo aseguro, un Dios para el hermano.
En espera de tu respuesta positiva, te mando un beso de amistad.

 

 

PARA HACER
Responder de palabra a lo que dice la carta:
¿Qué cosas pedimos nosotros?
¿Nos interesan las personas?
¿Cómo hacemos el bien?
¿Qué y cómo estamos dispuestos a prestar nuestros labios, ojos, pies, manos, oídos...?
¿Cómo podemos sonreír más y mejor?

RECEMOS TODOS LOS DIAS POR NUESTROS AMIGOS