CORONA DE ADVIENTO

corona de adviento
La corona de Adviento se prepara un mes antes de Navidad. Se hace con ramas verdes pero sin flores. En ella se colocan tres velas violetas y una rosada y se pone sobre una mesa.
Cada domingo, las familias pueden reunirse para encender una vela y rezar, juntos, una oración hasta completar así las cuatro semanas.

Las velas simbolizan nuestra fe y nuestra alegría por el Dios que viene.
La coro­na de Navidad es adorno pero también es sú­plica y señal de esperanza y vida.

A medida que pasan las semanas de Ad­viento y se van encendiendo las velas, va au­mentando la intensidad de nuestra esperan­za y la confianza puesta en el Señor.
La coro­na de Adviento puede ser completada al llegar la Navidad con flores multicolores y una imagen del Niño Jesús.

 

ORACIONES PARA ENCENDER LAS VELAS DE LA CORONA DE ADVIENTO

Primera semana. 26 y 27 de Noviembre - Domingo I de Adviento
Señor Jesús, al encender esta primera vela nuestro corazón despierta y se prepara para tu Venida.
Nuestra Parroquia quiere vivir este tiempo de gracia y de misión, dispuesta a seguir proclamando el misterio de salvación.
Que cada día se acreciente nuestra confianza de vivir el gozo del encuentro contigo y que durante esta espera podamos descubrir los signos de tu presencia, permanecer unidos a Ti y dar abundantes frutos.
Te esperamos. ¡Ven Señor Jesús!

Segunda semana. 3 y 4 de diciembre - Domingo II de Adviento
Señor Jesús, encendemos estas dos velas y resuena en nosotros la voz del profeta que nos exhorta a preparar el camino para que todos los hombres vean la salvación.
Te pedimos que ilumines este tiempo de la historia de Nuestra Parroquia, y a nosotros, que somos sus protagonistas, para que comprometiéndonos con la realidad que vivimos, anunciemos confiados el mensaje de salvación.
Que fortalecidos en la Fe y siempre unidos a Ti, permanezcamos fieles en esta misión, mientras te esperamos.
¡Ven Señor Jesús! ¡Ven a salvarnos!
corona de adviento
Tercera semana. 10 y 11 de diciembre - Domingo III de Adviento 2011
Estamos alegres porque el Señor Jesús está cerca. Al encender estas tres velas sentimos que las tinieblas de nuestro corazón se alejan porque ya llega la salvación.
Los que queremos hacer de Nuestra Parroquia una verdadera Comunidad, te pedimos Señor que con la ayuda de la oración y obrando en el amor, podamos experimentar la alegría de la conversión.
Sólo permaneciendo unidos a tu Amor, no tememos a las dificultades que hoy enfrentamos para anunciar la Buena Noticia.
Somos tu pueblo que cree y te espera.
¡Ven a salvarnos! ¡Ven Señor Jesús!

Cuarta semana. 17 y 18 de diciembre - Domingo IV de Adviento
Señor Jesús, la promesa ya se cumple. La salvación está a nuestras puertas y ante esto surge en nosotros un sentimiento de gratitud hacia una mujer humilde y de gran fe, María. Ella dijo Sí y Tú, Señor, te encarnaste y te quedaste con nosotros.
Tú, Señor, has estado presente en cada momento de Nuestra Parroquia.
Por eso, al encender estas cuatro velas, queremos decirte Sí y esperarte con el corazón lleno de gozo como lo hizo María.
Te amamos y te esperamos. ¡Ven Señor Jesús!